Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cambios de humor

Es importante recordar que no todas las mujeres experimentan cambios de humor durante la transición a la menopausia, y no todos los cambios de humor durante esta fase de la vida se deben a la menopausia.

Aproximadamente el 50% 
reporta cambios de humor 81

Hablemos médicamente

¿Qué *@%&:! puedo hacer?

Estilo de vida

Otros tips

Hablemos con la neta de los cambios de humor

¿Lloras a la menor provocación? ¿Te molestan al extremo situaciones que antes vivías con naturalidad? ¿Tienes poca paciencia y te sientes irritable? Sí, es la menopausia y hay forma de manejarlo. Pero no te olvides, estos cambios de humor no empezaron ayer… tus hormonas empezaron a producir estos cambios en la adolescencia, ahora se suman muchos cambios más.

El día a día de los cambios de humor en la menopausia

Los cambios de humor y los sentimientos de ansiedad y tristeza son comunes durante la perimenopausia y en la menopausia.

Las fluctuaciones emocionales son particularmente comunes como parte del Síndrome premenstrual (SPM) o grupo de síntomas que generalmente se experimentan entre la ovulación y la menstruación. Estos a menudo empeoran durante la perimenopausia.

Aunque los cambios de humor son transitorios, eso no hace que los sentimientos de irritabilidad o las emociones de montaña rusa sean menos frustrantes. Para la mayoría, los cambios de humor disminuyen después de la menopausia.

Puedes estar irritable un minuto, triste al siguiente, y tal vez rompes a llorar por frustración, un comercial cursi o cualquier cosa. Esto se llama “labilidad emocional” en el lenguaje médico. Independientemente de cómo lo experimentes, no es divertido.

Esta irritabilidad puede ser causada por cambios hormonales. A medida que pasas por la menopausia, tus niveles de estrógeno se vuelven erráticos: suben y bajan (y luego bajan un poco más) a medida que tu cuerpo cambia. Estos niveles hormonales cambiantes pueden causar irritabilidad, tensión, preocupación, ansiedad y sentimientos de desesperación que también están asociados con el síndrome premenstrual.

Otros factores que pueden afectar tu estado de ánimo durante la menopausia incluyen:


  • Síntomas menopáusicos severos: los problemas para dormir, los bochornos y la fatiga relacionada con la menopausia pueden afectar a tu estado de ánimo.

  • Sentimientos de nerviosismo o inseguridad acerca de la menopausia: es posible que te preocupes por los cambios en tu cuerpo y lo que eso significa para ti.

  • Sentimientos sobre la fertilidad: es posible que estés triste por no poder tener más hijos, incluso si consideras que tu familia estaba completa.

  • Malos hábitos de salud: incluyendo el tabaquismo, la falta de ejercicio y una mala alimentación.

  • Problemas de relación: las relaciones con tu pareja, hijos o padres o amigas. En fin, se pueden sumar diversas pérdidas durante esta etapa.

  • Falta de conexiones sociales: después de años de criar hijos, es posible que te sientas sola o con una red pequeña de amigos.

  • Cambios en el empleo o ingresos: un cambio de empleo o la posibilidad de jubilarse pueden influir mucho en tu estado de ánimo.

Es importante recordar que no todas las mujeres experimentan cambios de humor durante la transición a la menopausia, y no todos los cambios de humor durante esta fase de la vida se deben a la menopausia. Los síntomas graves como la depresión o la ansiedad que te impiden funcionar, interrumpen las relaciones y están asociados con pensamientos suicidas que necesitan atención médica y no hay nada vergonzoso en ello.

En esas situaciones, aunque apoyamos enfoques integradores y holísticos, la atención médica urgente e incluso la terapia farmacológica pueden ser los primeros pasos apropiados.

La depresión más frecuente es la distimia, que es parte del trastorno depresivo persistente o neurosis depresiva, caracterizada por una alteración del estado de ánimo pero con una intensidad inferior a los que pueden producirse en una depresión. Estos trastornos se pueden presentar en forma de nerviosismo, inquietud o irritabilidad, incluso pudiendo llegar a aparecer episodios de pequeños olvidos.

Hablemos médicamente de los cambios de humor durante la menopausia

Como la mayoría de los otros síntomas, estos cambios de humor pueden ser causados por fluctuaciones hormonales, específicamente estrógeno, progesterona y serotonina:

  • Estrógeno y serotonina: la producción de estrógeno está correlacionada con la acción de la serotonina, un neurotransmisor que actúa como nuestra “hormona feliz” al reducir la ansiedad y fomentar la sensación de bienestar. Así como los niveles de estrógeno fluctúan durante la transición a la menopausia, las vías de la serotonina pueden verse alteradas, lo que puede afectar el estado de ánimo.

  • Progesterona y GABA: la progesterona es la “hormona calmante” que también puede influir en el ácido gamma-aminobutírico (GABA). GABA es un neurotransmisor que produce un efecto calmante. La progesterona potencia (aumenta) los efectos del GABA, por lo que los niveles más bajos de progesterona durante la perimenopausia y la menopausia pueden resultar en una menor actividad similar al GABA, lo que aumenta las posibilidades de cambios de humor, ansiedad e insomnio.

Hablemos de las opciones para tratar los cambios de humor

Tratamientos

En primer lugar, trabaja en mejorar la autopercepción que tienes de ti misma durante este periodo. Busca nuevos retos que te ayuden a salir, a encontrarte a ti misma, a esas personas cercanas que hace años que no ves, retomar estudios, busca algo que te haga sentir bien y que le dé propósito a tu vida.

Si ves que no te sientes bien y sufres algunos de los síntomas de cambios de humor importantes, te recomendamos hablar con tu doctora sobre tu estado de ánimo ¡no hay nada vergonzoso al respecto! Es posible que te haga una serie de preguntas estructuradas que se utilizan a menudo para detectar la depresión y otras causas y si es oportuno recomendarte a un especialista. Si tus síntomas son graves y te impiden funcionar, afectan tus relaciones y están asociados con pensamientos suicidas ¡debes buscar atención médica lo más pronto posible!

Puedes intentar Mindfulness Based Stress Reduction (MBSR), una práctica de meditación que te ayudará a manejar el estrés.

Haz ejercicio. De acuerdo a los expertos en la ciencia de la felicidad, el ejercicio te hace más feliz. Lee más AQUÍ
Practica yoga. Lee más AQUÍ

  • Conecta con tus seres queridos.
  • Conecta con la naturaleza.
  • Aprende algo nuevo.

Otros tips

  • Adopta una perspectiva diferente de las situaciones.
  • Sal a caminar.
  • Hoy es hoy, no es el ayer, ni tampoco el mañana.
  • Distráete.
  • Ámate a ti misma.
  • Sé tolerante contigo.
  • Establece metas alcanzables.
  • Prueba algo distinto y nuevo.
  • Premia tus esfuerzos y logros.
  • Conécta con amigos y familiares.
  • Perdona a los demás.
  • Cuida el tener un sueño reparador.

Prepárate para tu próxima cita médica

¡Que no te de miedo ir preparada y con lápiz y papel, nada mejor que estar tranquila y lista!


Sobre ti misma:

  • Conoce tus antecedentes familiares: enfermedades de tus abuelos y padres, tales como diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, problemas cardíacos, cáncer, artritis, etc.
  • Hábitos dietéticos y de ejercicio que realices, también te pueden preguntar sobre tus actividades laborales o el estrés que te generen las actividades que realizas en el día a día.
  • Enfermedades que te hayan diagnosticado y su tratamiento.
    Cirugías previas, fracturas o lesiones que hayas tenido, con fecha y tipo de intervención que se hizo para remediarlas.
  • Los nombres de los medicamentos que tomas: genérico y comercial si es posible.
  • Alergias: si eres alérgica a algún medicamento o alimentos.


    Comunicación con tu doctora:

  • ¿Perdón no la entiendo, me lo podría explicar en palabras más sencillas?
  • ¿Si no me acuerdo de lo que me explicó, la puedo llamar?
  • ¿Tiene alguna sugerencia de sitios de internet o aplicación que me ayude a entender?
  • ¿Puedo pedir una segunda opinión?
  • ¿Tiene experiencia y capacitación en el uso de este tipo de tratamiento?
  • ¿Qué recomendaciones me da, para sobrellevar el tratamiento?
  • ¿Las medicinas genéricas, son igual de buenas que las comerciales?


    Sobre los cambios de humor:

  • ¿Sabes cuáles son los disparadores que te hacen que cambies de humor?
  • ¿Cuánto tiempo me van a durar?
  • ¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?
  • ¿Existe algún medicamento que haga que los síntomas sean más leves?
  • ¿Existe algún procedimiento que haga que los síntomas sean más leves?

    Sobre el tratamiento:
  • ¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto el tratamiento, para empezar a sentirme bien?
  • ¿Y si no funciona el tratamiento, que hacemos?
  • ¿Existen posibles efectos secundarios u otros problemas? Si es así, ¿cuándo podrían aparecer y cómo me puedo sentir?
  • ¿Podría decirme en qué se basa para recomendar este tratamiento en particular?
  • ¿Qué tan probable es que este tratamiento me ayude?
  • ¿Qué tipos de estudios hay para saber que tengo este diagnóstico?
  • ¿El tratamiento que me recomienda, cuánto cuesta aproximadamente?
  • ¿Qué tratamientos farmacológicos y no farmacológicos son eficaces para el tratamiento de los síntomas vasomotores?
  • ¿Cuáles son los riesgos y beneficios de las diferentes estrategias farmacológicas y no farmacológicas en el tratamiento de estos síntomas?

Contenido relacionado

Asiedad

Ansiedad A veces la ansiedad surge de una enfermedad que requiere tratamiento.Cualquiera que sea el tipo de ansiedad que padezcas,

Leer más »

¿En qué etapa de la menopausia estoy?

Responde este cuestionario y averígualo