Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Mareos

Muchas mujeres que inician la perimenopausia experimentan episodios de mareo y vértigo, que pueden o no estar asociados con otros síntomas de la menopausia, como bochornos y ansiedad.

Hablemos médicamente

¿Qué *@%&:! puedo hacer?

Estilo de vida

Otros tips

Hablemos sobre los mareos durante la menopausia

El día a día de los mareos durante la menopausia 

Muchas mujeres que inician la perimenopausia experimentan episodios de mareo y vértigo, que pueden o no estar asociados con otros síntomas de la menopausia, como bochornos y ansiedad.

El mareo es un síntoma común de la transición a la menopausia. El mareo se refiere a cualquier tipo de desorientación espacial o aturdimiento y puede ocurrir durante la perimenopausia hasta la posmenopausia. A menudo se usa indistintamente para términos como:

  • Vértigo: la sensación de sentirse desequilibrado (como si el mundo estuviera girando).
  • Presíncope: la sensación de que te vas a desmayar (pero no lo haces).
  • Desequilibrio: la sensación de que has perdido la estabilidad y te vas a caer.

Hablemos médicamente de los mareos durante la menopausia

Una vez más, en la mayoría de los casos esos mareos están relacionados con el descenso de los estrógenos. Este cambio hormonal puede afectar al cómo funcionan los vasos sanguíneos e influir así en el sistema nervioso. Además, al disminuir los niveles de esta hormona, la glucosa disponible en el cuerpo también se reduce, provocando que a las células del cuerpo no llegue el suficiente oxígeno.

Existen hipótesis adicionales para la causa de los mareos durante esta etapa.

  • Ansiedad: existe una relación bidireccional establecida entre el mareo y la ansiedad. En otras palabras, los mareos pueden causar ansiedad y la ansiedad puede causar mareos.
  • Cambios en el oído interno: la disminución de los niveles de estrógeno durante la menopausia puede causar cambios en nuestra “otoconía”, la parte interna del oído que nos ayuda a mantener el equilibrio. Esto explica por qué hay una mayor prevalencia de vértigo caracterizado por episodios cortos y frecuentes de mareos, entre las mujeres que transitan por la menopausia.
  • Las fluctuaciones hormonales, los cambios en el estrógeno y la progesterona que comienzan durante la perimenopausia pueden amplificar tanto la frecuencia como la duración de los dolores de cabeza y, en casos más graves, las migrañas. Y para algunos, las migrañas no necesariamente causan dolor, sino que se manifiestan como mareos. Estas se llaman migrañas vestibulares y se tratan de manera similar al tipo regular.
  • Cambios fisiológicos: hay ciertos cambios fisiológicos que ocurren durante un bochorno (o rubor, para los británicos) / sudor nocturno, específicamente aumento de la frecuencia cardíaca y palpitaciones cardíacas. La sangre se dirige hacia la piel, lo que puede causar una caída en la presión arterial y síntomas de mareos.

Por supuesto, existe la posibilidad de que los síntomas de mareos NO estén relacionados con los cambios hormonales menopáusicos, sino que sean causados por factores como niveles bajos de azúcar en la sangre o presión arterial, medicamentos, trastornos del oído interno o afecciones neurológicas (solo por nombrar algunos), por lo que es importante buscar ayuda médica si los síntomas empeoran, persisten o afectan su calidad de vida.

Hablemos de las opciones para tratar de los mareos en la menopausia

La sensación de mareo generalmente desaparece por sí sola, y los episodios suelen ser breves.

Puedes tomar diversas medidas, pero primero debes identificar exactamente qué es lo que sientes.

¿Tienes vértigos?

Si sientes que tienes vértigos, esa sensación de sentirse desequilibrado (como si el mundo estuviera girando), y tu doctora confirma que la causa de los vértigos son los cambios hormonales causados por la llegada de la menopausia, lo mejor que puedes hacer es seguir estas recomendaciones para evitar y tratar los vértigos hasta que desaparezcan junto con otros síntomas de la menopausia:


  • Controla la presión arterial regularmente.
  • Reduce el consumo de sal para mantener la tensión en niveles saludables, además de prevenir la acumulación de líquido en los oídos.
  • La falta de hidratación favorece la aparición de los mareos y vértigos.
  • El hambre o el ayuno también favorecen los mareos o vértigos, por lo que no debes pasar más de 3 horas sin comer algo.
  • Evita el tabaco y el alcohol.
  • Evita los ambientes calurosos, llenos de gente y cargados.
  • Limita el tiempo de exposición a las pantallas.
  • Practica ejercicios de respiración profunda que pueden ayudarte durante los episodios de vértigo al hacer que el cerebro reciba el oxígeno suficiente.
  • La fitoterapia puede ayudarte a reducir los mareos y los vértigos. Por ejemplo: la pimienta cayena, el jengibre, las grosellas o las semillas de cilantro.
  • El ajo es un buen remedio natural para tratar los mareos de la menopausia.
  • El agua con limón también permite mejorar los niveles de glucosa en el organismo, evitando los mareos.
  • Los masajes tienen propiedades calmantes y pueden evitar los mareos y vértigos.


Existen algunos ejercicios que pueden tratar los mareos y los vértigos:

  • Ponte de pie con la espalda recta y mueve el cuello lentamente a favor y en contra de las agujas del reloj.
  • Concéntrate en un punto fijo y abre y cierra los ojos. Estos ejercicios ayudan a mantener alerta el sistema nervioso.
  • Evita el estrés y procura dormir y descansar bien.
    Cuando sientas vértigo, siéntate, cierra los ojos y no realices movimientos bruscos.
Además de las recomendaciones de SinReglas para una nutrición adecuada, para los mareos toma en cuenta: 
 
  • Hidrátate a toda hora y a todo momento: te ayudará a mantener el volumen sanguíneo y la presión arterial. 

  • Toma un snack inteligente:  para evitar las caídas en el azúcar en la sangre, es importante tener snacks ricos en proteínas a la mano. Evita los que tienen alto contenido de azúcar o carbohidratos refinados, ya que solo conducirá a un aumento de azúcar en la sangre.

Otros tips

  • Es muy importante beber mucha agua. De hecho, la deshidratación es una de las causas más comunes de mareos, por lo que es uno de los primeros consejos a seguir para su prevención.
  • Descansar adecuadamente y dormir las horas necesarias también es muy importante. Además, si ya has experimentado mareos será importante tener cuidado de no hacer movimientos bruscos que puedan provocar uno, en especial al levantarte cuando estás sentada o acostada.
  • Los mareos en la perimenopausia y menopausia no deberían influir directamente en tu calidad de vida, pero si notas que afectan demasiado y te impiden llevar a cabo tus actividades diarias con normalidad, no dudes en consultarlo con tu doctora.

Prepárate para tu próxima cita médica

¡Que no te de miedo ir preparada y con lápiz y papel, nada mejor que estar tranquila y lista!

Sobre ti misma:

  • Conoce tus antecedentes familiares: enfermedades de tus abuelos y padres, tales como diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, problemas cardíacos, cáncer, artritis, etc.
  • Hábitos dietéticos y de ejercicio que realices, también te pueden preguntar sobre tus actividades laborales o el estrés que te generen las actividades que realizas en el día a día.
  • Enfermedades que te hayan diagnosticado y su tratamiento.
  • Cirugías previas, fracturas o lesiones que hayas tenido, con fecha y tipo de intervención que se hizo para remediarlas.
  • Los nombres de los medicamentos que tomas: genérico y comercial si es posible.
  • Alergias: si eres alérgica a algún medicamento o alimentos.

Comunicación con tu doctora:

  • ¿Perdón no la entiendo, me lo podría explicar en palabras más sencillas?
  • ¿Si no me acuerdo de lo que me explicó, la puedo llamar?
  • ¿Tiene alguna sugerencia de sitios de internet o aplicación que me ayude a entender?
  • ¿Puedo pedir una segunda opinión?
  • ¿Tiene experiencia y capacitación en el uso de este tipo de tratamiento?
  • ¿Qué recomendaciones me da, para sobrellevar el tratamiento?
  • ¿Las medicinas genéricas, son igual de buenas que las comerciales?

Sobre los mareos y vértigos:

  • ¿Sabes cuáles son los disparadores que te hacen sufrir los mareos?
  • No me queda claro la diferencia entre mareo y vértigo
  • ¿El tratamiento es diferente para cada uno?
  • ¿Cuánto tiempo me va a durar?
  • Qué puede hacer que me sienta mejor
  • ¿Existe algún medicamento que haga que los síntomas sean más leves?
  • ¿Existe algún procedimiento que haga que los síntomas sean más leves?

Sobre el tratamiento:

  • ¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto el tratamiento, para empezar a sentirme bien?
  • ¿Y si no funciona el tratamiento, que hacemos?
  • ¿Existen posibles efectos secundarios u otros problemas? Si es así, ¿cuándo podrían aparecer y cómo me puedo sentir?
  • ¿Podría decirme en qué se basa para recomendar este tratamiento en particular?
  • ¿Qué tan probable es que este tratamiento me ayude?
  • ¿Qué tipos de estudios hay para saber que tengo este diagnóstico?
  • ¿El tratamiento que me recomienda, cuánto cuesta aproximadamente?
  • ¿Qué tratamientos farmacológicos y no farmacológicos son eficaces para el tratamiento de los síntomas vasomotores?
  • ¿Cuáles son los riesgos y beneficios de las diferentes estrategias farmacológicas y no farmacológicas en el tratamiento de estos síntomas?
Referencias
110. https://www.gob.mx/issste/articulos/la-obesidad-en-mexico#:~:text=Los%20h%C3%A1bitos%20alimenticios%20poco%20saludables,de%20Masa%20Corporal%20(IMC

Contenido relacionado

Palpitaciones

Palpitaciones Cuando sientes que tu corazón late rápidamente, es difícil diferenciar entre una palpitación “normal” y una palpitación que te

Leer más »

¿En qué etapa de la menopausia estoy?

Responde este cuestionario y averígualo